Al rescate de una albahaca moribunda

Cuando por motivos que están fuera de tu control, te topas con que en tu jardín se está muriendo tu albahaca, lo que puedes hacer es:

Hacer un replanteamiento de la albahaca para con esto poder asegurarse de que esté en tierra de buen drenaje, pero trata de elegir una maceta de las que tienen agujeros de drenaje para que con esto se garantice que el agua no se va a acumular dentro de la misma maceta evitando que las raíces estén expuestas en demasiada agua.

De preferencia, esteriliza las hojas de unas tijeras en alcohol y quita todas aquellas hojas que ya estén mucho muy dañadas o muertas de la planta. Recuerda que hacer esto, fomenta a crear buena energía en la planta para que ésta vaya hacia las partes que aún no están dañadas.

Después de esto, coloca la planta en un lugar en donde reciba la luz la mayor parte del día, al menos le debe de dar de 6 a 8 horas al día. Para lograrlo bien puedes ponerla en la ventana de algún cuarto donde el sol esté a todo lo que da.

Finalmente, una buena sugerencia que te puedo dar, es que le apliques un poco de fertilizante que contenga alto contenido de nitrógeno, el cual podrás aplicar en la tierra de la maceta. De preferencia haz la aplicación del fertilizante cada cuatro o seis semanas.

Con estos sencillos pasos bien podrás mantener sana y salva esa albahaca para que siga dándole vida a tu hogar y llenando de vibra positiva toda tu casa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*