Colores para las Paredes del Interior

Las paredes son consideradas como la fuerza de nuestra casa y por lo tanto también necesitan de una atención adecuada. Los colores elegidos para las paredes deben ser estéticamente afectivos para que reflejen nuestro propio interior. El color de las paredes influye en el estado de ánimo, el estilo y la apariencia de la casa. Así que antes de ir corriendo a comprar cualquier color de pintura primero debes analizar un poco.

Colores Monocromáticos: es básicamente un color con diferentes tonos y matices que van del claro al oscuro. Estos colores proporcionan un flujo armonioso en los interiores. Este tipo de color va bien en salas de estar, comedor, habitaciones y sala de estudio debido a que da sensación de sofisticación.

Colores análogos: los colores de este tipo dan relieve y experimentación. Estos colores son adyacentes entre sí. Si tienes un cuarto grande, entonces va bien con estos colores.

Colores complementarios: estos colores son opuestos el uno al otro. Van a poner relieve a las habitaciones y dar énfasis a tus paredes.

El color es divertido. El color es emocionante. El color establece el estado de ánimo, por lo tanto, saber algunas cosas puede ser la clave para crear un hogar hermoso. Antes de elegir el color, decidir el esquema de color es un paso importante.

* Trata de conectar tus habitaciones intelectual, emocional y físicamente entre sí. Los espacios del interior requieren conexión.

* Siempre ten un tema de color. Un tema del color es un grupo de colores que soportan una mirada particular. Estos colores pueden ser suaves, claros y oscuros ya que reflejan el medio ambiente.

* La repetición es buena para las habitaciones, ya que es el arma secreta. Usa un color o tono alternativo más de una vez en una forma diferente para lograr un estilo grandioso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*