Reformas: ¿suelo laminado o tarima flotante?

suelo laminadoSi no conoces estos tipos de piso, de los que estamos hablando, de suelo laminado o tarima flotante te explicaremos en este artículo en qué consiste cada uno, cuáles son sus diferencias y ventajas y donde sería conveniente que lo utilizaras.

El suelo laminado:

Este tipo de suelo se le llama así porque está formado por varias capas de laminado a base de melanina. Tiene una capa inferior que nos permite aislarla de la humedad que desprende el suelo, la segunda capa es un panel de fibras de alta densidad que permite una impermeabilidad casi total, una tercera capa o superior es aquella en que podemos decorar con nuestras ideas, se le impregna textura y colores variados que asemejan la madera, al final está la capa de acabado en la que una película transparente es la que ayuda a proteger al resto de las capas del constante uso, desgaste y los trabajos de limpieza cotidianos que realizamos en el piso normalmente.

La tarima flotante o parquet:

Este tipo de suelo se diferencia del anterior ya que son planchas de madera natural, son muchos más anchos que el suelo laminado. Como utilizamos la madera natural, antes de colocarlo se le aplican varias capas de barniz lo que le impartirá un incremento en cuanto a su resistencia y durabilidad.

Subsuelos adecuados:

Estos dos tipos de pisos deben tener por debajo de él, un suelo que permita que este se coloque con calidad, debemos tener en él materiales que aíslen del ruido que producen las pisadas en la planta inferior.

Electricidad estática:

Este tipo de suelo tiene un tratamiento anterior que elimina la actividad eléctrica en él, eliminando las incómodas descargas eléctricas que a veces sentimos en suelos artificiales, por ello es ideal utilizarlo en locales de tiendas y oficinas.

Colores de suelos:

Estos suelos se construyen asemejando la madera, o sea, con vetas, pero de diferentes tonalidades, lo que sí debemos saber siempre qué efecto queremos lograr ya que las tonalidades claras nos van a reflejar la luz y por lo tanto hacen que el local parezca más amplio y luminoso, si queremos lograr el efecto contrario pues tendremos colores oscuros para ello. Podemos crear un ambiente agradable de cualquiera de las dos formas, pero debemos conocer también de antemano el color con que decoremos nuestras paredes y si estamos haciendo una remodelación y ya tenemos los muebles pues debemos añadirlos al conjunto y dar contrastes que también son bienvenidos para lograr la elegancia que queremos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*