Enriquecer el decorado con arte

Un pequeño cuadro enmarcado o simples fotografías pueden generar el mejor éxito a la hora de decorar una sala. Tal vez usted está limitado por un espacio chico, incluso que contiene muebles, sin la posibilidad de tener más lugar.

También muchas veces influye demasiado la limitación de contar con un bajo presupuesto. En este caso el arte y los cuadros pueden ofrecer la solución para este dilema, con frecuencia son los elementos claves para lograr una sala bien decorada.

Para utilizar el arte enmarcado como decoración de pared con éxito, es muy importante elegir el color adecuado, las proporciones y su ubicación, y estos aspectos deben ser estudiados con detenimiento.

Comience por pensar en el sentimiento o estado de ánimo que desea transmitir. Considere los colores y estilos de los muebles existentes, puede que desee reforzar el contraste o complementarlo.

Debe tener en cuenta los pisos o muebles existentes, ya que esto no deberá modificarlo si cuenta con poco presupuesto.

Estudie cuidadosamente el lugar que posee. Si es grande y amplio, con techos altos, o pequeño e íntimo.

Por lo tanto, ahora que ha comenzado a pensar en el estado de ánimo, espacio, color y ubicación, aquí están algunas ideas acerca de los materiales y herramientas. Si la conservación es una preocupación, el material debe ser mate cien por ciento, habitualmente es lo que usan los museos.

Las esteras dobles pueden funcionar bien en situaciones en las que se desea destacar un color determinado.

Los tapices de seda pueden ser utilizados en situaciones más formales y clásicas. El uso de cristal UV es decididamente muy importante en los cuadros, puesto que lo protegerá de la decoloración  por mucho más tiempo.

Por último ya a tener muy en cuenta es que la pieza debe llamar la atención al instante de entrar en la sala. El visitante la debe visualizar a distancia y sin realizar demasiado esfuerzo en ello.

La ubicación y forma de agrupar los cuadros debe tener un aspecto profesional para llamar fácilmente la atención, además, todas las unidades ubicadas en la sala deben lucir por igual. Los marcos en un mismo color unifican una colección, incluso si las imágenes son de diferentes formas y tamaños.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*