La cocina, mi lugar favorito

Color-en-la-cocinaSegún nuestra etapa de la vida, las habitaciones de la casa tendrán una importancia temporal. Si somos niños cualquier lugar nos servirá para jugar, pero en la mayoría de los casos estaremos en corrales, o en nuestra habitación, o en ese lugar seguro donde sea posible controlarnos y vigilarnos. Ya adolescentes y en la primera juventud estamos menos en casa, pero la habitación y el cuarto de baño tendrán mucho protagonismo. Inmediatamente después es la cocina la que más tiempo nos robará en la casa.

Es que en la cocina se encuentran los objetos y equipos que más habitualmente utilizamos en el día, todos esos que necesitamos para estar alimentados, al menos tres veces cada día. Al levantarnos debemos preparar el desayuno, por lo que la cocina comenzará a prestar sus servicios desde tempranito. Así el almuerzo, la cena o comida, las meriendas. Es el lugar donde usualmente almacenamos nuestros alimentos sea bajo la protección del frío o en las despensas. El agua, los jugos, los refrescos, helados, frutas, cremas, salsas, quesos, leche, galletas y decenas de ejemplos más se encuentran reunidos y ordenados en nuestras cocinas, de ahí nuestra necesidad constante de ir a ella.

La cocina debe entonces ser un lugar bien diseñado y la decoración aportarle todas las facilidades, funcionales y estéticas, necesarias para que su funcionamiento sea adecuado y también nuestra estancia y la de los invitados o recién llegados a nuestra casa, sea placentera.

Los elementos indispensables en una cocina son:

–          La iluminación es muy importante, tanto la iluminación general de toda la cocina, como aquella reforzada sobre aquellos espacios donde la luz debe ser suficiente como son sobre la estufa o fogón, en el área de lavado de bajillas y otros utensilios, el fregadero y en el área donde cortamos o preparamos los alimentos. Esta iluminación es un elemento de seguridad, no sólo es en sentido decorativo.

–          Fácil de limpiar, con esto queremos decir que las rinconeras, los espacios diminutos entre los muebles, así como la existencia de muchos muebles, objetos decorativos, pueden resultar un obstáculo para mantener una limpieza eficiente de toda nuestra cocina, que siempre debe estar reluciente y bien aséptica. Las áreas que más se ensucian deben tener superficies en las cuales podamos frotar, raspar, limpiar y realizar una limpieza a fondo con mucha frecuencia.

Otros aspectos importantes son la disposición de estantes, gavetas, closets, suficientes para mantener protegidos del polvo, los insectos y de los niños pequeños todos los utensilios y demás enseres de cocina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*