Limpiar una cisterna

Cuando en casa contamos con una cisterna, las cosas relacionadas se pueden facilitar en gran manera porque cuando se da la ocasión de que no tenemos nada de agua en las tuberías, la cisterna nos abastece de agua y nos la vivimos muy ligeramente, el problema es que tenemos que mantener limpia dicha cisterna porque de no ser así, entonces el agua que nos estará llegando a nuestro hogar estará muy sucia y probablemente en algún momento se llegará a tapar debido al polvo que ésta posee.

Para que esto no te suceda, puedes limpiar tu cisterna cuando esté totalmente vacía o de no ser así, puedes sacar el agua que aún tenga con alguna jícara que tengas por ahí, cuando esté vacía entonces limpiarás con cloro y detergente tanto el suelo como las paredes junto con una escoba para que la suciedad y el moho no estén impregnadas ahí.

Ya que hiciste esto entonces enjuagarás con mucha agua las paredes y el suelo. El agua que haya quedado por haber limpiado la sacarás con un trapeador el cual escurrirás en una cubeta y sacarás de la mejor manera posible sin tirarla para evitar pasar mucho tiempo ahí dentro.

Recuerda no usar mucho cloro porque de ser así entonces estarías poniendo en peligro tu vida, situación que muy probablemente no querrás que suceda así que cuida ese aspecto para que no haya problemas de ningún tipo, recuerda que si usas mucho cloro no habrá diferencia a si ocuparas mucho (al menos en limpieza) así que no abuses de éste utensilio.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*