Los mantenimientos en las cañerías

Todo en esta vida tiene un ciclo de vida, a pesar de que se trate del mejor de los utensilios siempre tendrá una fecha de caducidad y nos veremos en la penosa necesidad de sustituirlo aunque si tiene arreglo definitivamente no dudaremos en darle arreglo ¿No es así?

Cuando se trata de la cañería, lo mejor es darle mantenimiento al menos una vez al año aunque también puede hacerse una vez cada seis meses para que ésta tenga una mayor fluidez de agua, recuerda que es el principal medio que nos abastece de agua y tiene por fuerza que estar impecable.

Para darle ese famoso mantenimiento lo que debemos de hacer es desatar y limpiarlo con lo que tengamos a la mano, cuando se trate del fregadero lo que podemos hacer es desatascar con un poco de agua caliente que es uno de los mejores limpiadores para tal situación, así mismo los cristales de sosa suelen ser altamente efectivos para nuestro uso.

Ahora, ya que eliminamos aquello que probablemente se encontraba tapando el acceso, tendremos que proceder a eliminar el mal olor porque honestamente este suele ser un mal acompañante, para lo que podrás utilizar vinagre, un poco de agua caliente y por supuesto bicarbonato, con lo que asegurarás eliminar todos los malos olores que en ese momento infestaban tu hogar, así que no dudes en poner en práctica estos consejos para que tu cañería esté totalmente libre, recuerda que tu casa es reflejo de quien eres.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*