Reparando la puerta del garaje

Hoy en día, una gran cantidad de viviendas particulares tienen instalados sensores infrarrojos en la puerta del garaje. Estos sensores se colocan en la parte inferior del marco de cada lado. Ellos son en realidad una medida de seguridad para saber si ha quedado bien cerrado o no. Cuando estos sensores se dañan evitan el cierre total de la puerta, de ahí la necesidad de conseguir sensores de repuesto. A continuación se describen los pasos a seguir para su reparación.

El primer paso es poner a prueba los sensores existentes para asegurarse de que ningún objeto lo esté bloqueando. En algunos casos, las lentes que están sucias y los cables que están sueltos son los factores que contribuyen a la avería.

Antes de decidirse a gastar su dinero para comprar otros nuevos, haga el esfuerzo y examínelos cuidadosamente, de esta manera se asegurará de que realmente necesitan ser reemplazados.

Cuando haya determinado que la sustitución de los sensores es la única manera de solucionar el problema, concurra al comercio local y mire diferentes sensores para este tipo de puertas.

Cuando usted ha comprado un nuevo sensor, es hora de instalarlo en casa. Para empezar, desconecte la electricidad y saque el sensor dañado. Para quitarlos, por lo general deberá desenroscar las tuercas o tornillos que tenga a la vista. Después de haber quitado el sensor dañado, sólo tiene que instalar el nuevo sensor en el área exacta, donde ha quitado el averiado.

Luego haga la conexión de cables correspondientes alineando los sensores de la puerta.

Esto es posible mediante el uso de una cinta métrica o un trozo de cuerda, luego de hacer los  ajustes necesarios, tiene que comprobar la posición de cada sensor para asegurarse de que no se han movido.

Encienda la puerta del garaje, entonces pruebe si la puerta se cierra correctamente. Usted puede tratar de colocar las manos en los sensores. Cuando la unidad se detiene y se abre correctamente, significa que ha instalado bien los sensores.

1 comentario

  1. Tenía entendido que casi no se dañaban este tipo de sensores pero sí creo que haya ocasiones donde se requiera reemplazarlos por nuevos. Queremos que las puertas funionen ¿No?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*