Sustituir una baldosa

 

Cuando vemos en el suelo de nuestra casa y notamos algo extraño solemos ponernos nerviosos y/o como locos ya que creemos que se trata del fin del mundo, porque hemos visto que una baldosa se encuentra desprendida del suelo, así que lo primero que pensamos es en que será muy difícil de solucionar y que definitivamente eso lo solucionará un profesional que nos terminará por cobrar cantidades totalmente exageradas que en definitiva no podremos paga en un tiempo muy sencillo.

Para esto déjame decirte una cosa: No es tan difícil como parece o como pretende serlo.

Para poder colocar esa baldosa te daremos unos cuantos tips que seguramente no podrás dejar pasar y que aprenderás de manera muy rápida, práctica y sencilla.

En primer lugar tendremos que limpiar la superficie en donde se colocará la nueva baldosa, para evitar que la que se colocará no pegue o que quede levantada debido a la suciedad que le rodea, enseguida se procederá a colocar un pegamento o cola para azulejos per de forma uniforme, no sólo en las puntas porque se corre el riesgo de que no pegue debido a que el material suele resistirse, dicho pegamento se deberá de colocar con una espátula dentada pequeña ya que es la más recomendable para estos casos.

Después de realizado esto se pasará a colocar la baldosa nueva sobre la superficie ya limpia, por lo que presionaremos con toda la fuerza posible hasta que se encuentre nivelada por completo con las demás baldosas. Después de que se seque deberemos de rellenar todas las uniones y dejar que nuevamente se seque, para posteriormente retirar los restos que hayan quedado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*